"...antes de dormir me llegó a la cabeza imaginar a Dios creando un cuerpo humano, diseñando via ADN, editando los Cromosomas, funcionalidad física, apariencia, compatibilidad según ambiente, capacidades, limitaciones, etc; probablemente le tomó muchos millones de horas o quizás sólo un segundo; luego de mucho trabajo obviamente sintió amor y admiración por su trabajo, entonces concluí: 

<<No es justo irrespetar sus reglas, todo lo hace por nuestro bien, hay que recordar que es extremadamente superior, antes de causar algún pecado hay que pensarlo muy bien; ámense. >> ..."