"...naturalmente y sin influencias de otros seres inteligentes; los humanos nos amamos, nos cuidamos; tanto así que Adán desobedeció a Dios sólo por Eva, una humana..."

La maldad no tiene raíz humana,