"...vivir en una loma sin vehículos, ni Internet, ni alcohol, ni ruido, ni energía eléctrica salvo sea solar para iluminación, vivir de la tierra y hablar de Dios cada día..."