"...entonces tenia una gran sonrisa en la cara mientras dormía en hojas de plátano en los conucos, estomago lleno de unas jaibas y tilapias en coco que a cualquiera marean; me preguntó: ¿Porqué ríes? ...desperté y le respondí que imaginaba a una civilización humana en donde cada persona amaba a su prójimo como a sí mismo..."