"...siendo más joven me enterraba en Bibliotecas para admirar esas famosas poesías humanas que hablan de amor; luego leí (1 Corintios 13) y conocí la verdad..."