"...Padre del Cielo, perdona mis tonterías, guiame en tu conocimiento; siento gran pena por los pasos que dejé y gran miedo por los pasos que me esperan..."