"...porque de todas formas aunque estés libre de pecado, pues sólo desear lanzar la piedra implica pecado..."