"...y con una cerveza en la mano le dijo a un ladrón que se iría para el infierno, pues un Cristiano escuchó y rió juzgando con su mirada a un homosexual indignado por su condición..."