«He aquí que Damasco dejará de ser ciudad;
será montón de ruinas.
Las ciudades de Aroer están desamparadas;
se convertirán en majadas
y allí dormirán los rebaños sin que nadie los espante.
Cesará la fortificación de Efraín
Cesará y el reino de Damasco;
y lo que quede de Siria
será como la gloria de los hijos de Israel»,
dice Jehová de los ejércitos".

Isaías 17:1-3